Sesión de boda

Un momento solo para vosotros

Estáis oficialmente casados. Ya liberados de la tensión previa lo que queda ahora es disfrutar.

Me gusta enfocar la sesión de fotos como una relajación después del vendaval de emociones que habéis vivido.

Daremos un pequeño paseo en el que podéis hablar o hacer lo que queráis, captaré todos esos momentos y gestos del día de vuestra boda que quedarán para la posteridad, intentaré que la mayoría de las fotografías sean naturales y sin posados. Eso no quita que a veces vea potenciales fotografías muy bonitas y os pueda pedir una mirada o un gesto a cámara. Si sois muy tímidos u os cuesta estar delante del objetivo os ayudaré durante todo el proceso para que estéis lo más cómodos posibles 🙂

Algo que también me gusta es no prolongar esta sesión demasiado tiempo, ya que lo ideal es que disfrutéis de vuestra boda y de la compañía de los invitados. Intento que esta sesión dure como mucho 15 o 20 minutos, y os recomiendo encarecidamente hacer un reportaje de postboda por estos motivos.