Reportaje de Preboda

Motivos para hacer un reportaje de sesión de fotos de preboda

1. Conocer al fotógrafo y como trabaja

Hacer una sesión previa a la boda es una forma excepcional de poder ver cómo trabaja el fotógrafo que vais a contratar, es así mismo una guía para el día de vuestra boda. Cuando contratáis a un fotógrafo lo hacéis por la calidad de su trabajo o por el feeling que tenéis con él, pero no sabéis de antemano cómo va a ser la experiencia entre fotógrafo y fotografiados. Por lo tanto, con esta sesión os podréis quitar la incertidumbre de que el día de vuestra boda os podáis sentir incómodos o nerviosos.

2. Perder el miedo

Mucha gente le tiene mucho respeto a posar. Para mí es imprescindible que la gente que fotografío esté cómoda. Este reportaje a mí personalmente me da la oportunidad de mostrar que mi forma de fotografiar no es invasiva, que intento hacer fotos naturales escapando lo máximo posible de los posados, y esto suele ser un alivio para mucha gente. Teniendo una sesión previa a la boda nos quitamos un poco el miedo a la cámara y establecemos un vínculo de confianza entre el fotógrafo y los novios.

3. Un bonito recuerdo

Normalmente pasan los años y siempre tendremos de recuerdo esas fotos de nuestra boda o de aquellas vacaciones que tanto disfrutamos. Unas fotos de preboda es otro recuerdo a mayores que seguro que guardaréis con mucho cariño. Suelen ser fotografías de días o semanas antes de la boda en sitios que os gustan a vosotros o que yo selecciono con mucho cariño, por lo que suelen salir fotografías muy dulces y bonitas que de seguro guarderéis en vuestro baúl de los recuerdos.

Si estás interesado en un reportaje de postboda te puede interesar esto.